martes, 20 de noviembre de 2018

LOS CUADROS DE A. TINOCO PARA EL COMEDOR DE AUXILIO SOCIAL DE BURGUILLOS DEL CERRO

LA HISTORIA DE UNOS MARAVILLOSOS CUADROS PINTADOS POR ALEJANDRO TINOCO PARA ALEGRAR A UNOS NIÑOS DESAMPARADOS EN BURGUILLOS DEL CERRO.  

HISTORIA DE LA COLECCIÓN DE CUADROS.

    Las primeras noticias que me llegaron de los cuadros del pintor Alejandro Tinoco se produjeron hace un par de años, cuando llegaron al Ayuntamiento de Burguillos del Cerro procedentes de los dos colegios de la localidad. 
He de reconocer que nunca había oído hablar de ellos, a pesar de los cercanos que estuvieron a mi familia, como más adelante veremos. La curiosidad por saber la historia de estos cuadros del afamado pintor de Los Santos de Maimona y cómo habían llegado al colegio me hizo iniciar las investigaciones rápidamente.

   Por fortuna, en la primera llamada telefónica que realicé, obtuve la respuesta a muchos de los interrogantes y misterios que envolvían a los cinco cuadros.
La respuesta a la pregunta que le realicé a mi primer informante, el profesor Francisco Zarallo Llera, me dejó perplejo, alentando aún más mi curiosidad por saber la historia de las pinturas.

La pregunta fue clara y directa.
-¿Paco, sabes algo de los cinco cuadros de Alejandro Tinoco que estaban en el colegio de Burguillos?
-¡Antonio, claro que sé! Esos cuadros fueron encargados por tu abuelo Joaquín (Parra Busto, médico de Burguillos durante cuarenta años) al pintor Alejandro Tinoco, para adornar el comedor que Auxilio Social tenía en la casa que luego fue de don Paco Durán, en la Plaza de España. Así me lo contó hace años mi madre. Ella fue enfermera ayudante en el comedor durante varios años, en la época en la que tu abuelo fue Delegado. 
-¿En qué año pudieron llegar esos cuadros?  
-Seguramente, a finales de 1937. Pero te digo más, no fueron cinco cuadros los que llegaron a Burguillos, fueron ocho.
-¿Cómo que ocho cuadros?
-Sí, el encargo de tu abuelo a Tinoco y los cuadros que llegaron al comedor de Auxilio Social fueron ocho.


Alejandro Tinoco, Risas y bailes en el pilón, c. 1940. Salón de Plenos del Ayuntamiento de Burguillos del Cerro.

   Los cuadros estuvieron en la casa de la Plaza de España nº 21, desde finales de 1937 hasta final de la década de los 40, cuando fueron trasladados al edificio de la Avenida Ntra. Sra. de Guadalupe (hoy Universidad Popular), en el que se instaló el nuevo comedor de Auxilio Social, colgándose en sus paredes los ocho cuadros.

-¿Paco, los otros tres cuadros dónde están?
-No lo sé Antonio, si averiguas algo, me lo cuentas.

   Con posterioridad, una tarde de enero de 2017, recibí una llamada del profesor Santos, burguillano afincado en Almendralejo. Me contaba que había recibido una llamada de una profesora de la Universidad de Extremadura, antigua alumna suya, interesándose por los cuadros existentes en Burguillos del pintor Alejandro Tinoco. Le preguntaba que, si él al ser burguillano, sabía algo de ellos. La profesora había recibido el acertado encargo, por parte del Ayuntamiento, de estudiar y catalogar las cinco pinturas. El profesor Santos le dijo que él no tenía ninguna información sobre ellos, pero que iba a llamar a Antonio Surribas -autor del blog de Burguillos y su historia- para ver si sabía algo al respecto.
Le transmití al profesor Santos, quien a su vez lo hizo a la profesora de la Universidad de Extremadura, la historia de la llegada de los cuadros de Tinoco, a finales de 1937, al comedor de Auxilio Social por encargo del médico Joaquín Parra Busto.


El médico burguillano don Joaquín Parra Busto, primer Delegado Local de Auxilio Social de Burguillos del Cerro y persona que encargó al pintor Alejandro Tinoco la Colección de ocho cuadros, con destino al comedor de Auxilio Social en la Plaza de España, 21 de Burguillos del Cerro.

      A partir de estas conversaciones, continué la investigación para intentar averiguar la historia de los ocho cuadros y por qué sólo quedaban cinco en el Ayuntamiento burguillano. Me pareció una historia fascinante.

   Pronto encontré el hilo correcto del que tirar para hallar el que llamaremos "sexto cuadro".
La familia que posee este sexto cuadro de la colección llegada a Burguillos no tuvo inconveniente en abrirme la puerta de su casa, dejarme observar la pintura y fotografiarla. La condición que me pusieron fue la guardar confidencialidad y anonimato, a lo que accedí.
Una vez estuve ante el cuadro de Tinoco, perfectamente conservado tras su restauración por manos expertas, tuve la certeza de que era efectivamente uno de los cuadros de la colección del comedor de Auxilio Social.


Alejandro Tinoco, Familia regresando del huerto, c. 1940. Col. particular.
  
 ¿Cómo llegó a manos de esta familia el cuadro?
Lo cuento tal y como me lo contaron:
"Cierto día, en torno a 1960 (no recordaban el año con exactitud), paseando uno de los miembros de la familia por el entorno del antiguo Pilar del Oro, vio a unos niños jugando con unas tablas, al acercarse se percató de que eran partes de un cuadro, recogió los trozos y se los llevó a su casa. Años más tarde encargaron su restauración, sabiendo que se trataba de un cuadro del pintor Alejandro Tinoco".   
Se sorprendieron al recibir mi llamada, pero me permitieron verlo y me contaron lo que acabo de narrar.
Al preguntarles si le habían realizado alguna fotografía al cuadro antes de la restauración, surgió la gran sorpresa y con ello obtuve la importante prueba documental del destino de los cuadros de Alejandro Tinco.
Habían tomado una fotografía de la parte trasera del cuadro, en la que se podía ver un gran cartel pegado en el que decía:

DELEGADO LOCAL DE AUXILIO SOCIAL BURGUILLOS DEL CERRO

                      
Parte posterior del cuadro Familia regresando de la huerta, Alejandro Tinoco, c. 1940. Col. particular.  
                                                
La conclusión a la que llegué es que los ocho cuadros vendrían embalados para su transporte y la parte posterior de este cuadro sirvió para colocar el cartel con la dirección de destino.    

Esta fotografía también era una prueba palpable de que el cuadro había estado partido en dos trozos antes de su restauración.
Tras esta visita ya tenía hallado el sexto cuadro y la prueba documental de que, efectivamente, las pinturas de Tinoco habían llegado a Burguillos del Cerro a la atención del Delegado Local de Auxilio Social, mi abuelo, el médico Joaquín Parra Busto.
                          
   Seguí la investigación a través de nuevas conversaciones con personas de edad que pudieran recordar detalles sobre los cuadros. También analicé a fondo las Actas del Ayuntamiento de las décadas de los años 30 a 60 del siglo pasado. En las Actas sí encontré, como luego veremos, diversas referencias al comedor de Auxilio Social, pero nada sobre los cuadros.
   De esas conversaciones mantenidas, dos me fueron especialmente interesantes y de gran ayuda.
   La primera fue con la hija del médico Joaquín Parra Busto, monja carmelita en Sevilla, quien tiene 85 años y una memoria excelente. Ella es mi tía Carmen Parra Testal. Al preguntarle si recordaba algo sobre los cuadros del comedor de Auxilio Social, su respuesta fue inmediata.

-¿Sobre qué? ¿Será sobre las pinturas que realizó un pintor de Los Santos de Maimona en el comedor de Auxilio Social que estaba en la casa de doña Ascensión Santa María, en el paseo de la Fuente Llano?

Ella recuerda que, siendo niña, a inicios de los años 40, había visto las pinturas de "niños" en las paredes del comedor. Siempre pensó que eran murales pintados en la propia pared, no cuadros.
También recuerda los continuos viajes a Badajoz de su padre para realizar gestiones sobre el comedor de Auxilio Social. Me confirmó que su padre, Joaquín Parra Busto, fue fundador y primer Delegado Local de Auxilio Social de Burguillos del Cerro.

   La segunda conversación me dio la clave para encontrar el "séptimo cuadro". Mi informante me contaba que, en los años 60, el alcalde de la época donó uno de los cuadros de Tinoco, que ya se encontraban en los locales de las escuelas situadas en la carretera -actual Universidad Popular-, a un maestro, en atención a los buenos servicios prestados como director de las escuelas burguillanas.

Puesto en contacto, a través de un buen amigo, con la familia del antiguo director, ya fallecido, tuvieron la amabilidad de dejarnos ver, estudiar y fotografiar el séptimo cuadro de la colección del comedor de Auxilio Social. El cuadro ha sido restaurado y se conserva perfectamente.


   Alejandro Tinoco, La niña del cántaro roto, c. 1940. Col. particular.

   Ya tenía reunidos siete de los ocho cuadros de la colección, pero aún me quedaba averiguar dos temas muy importantes:
¿Cuál era la conexión de Joaquín Parra Busto y la Delegación Local de Auxilio Social, a finales de 1937, con el pintor Alejandro Tinoco para encargarle los cuadros?  
¿Realmente habrían llegado ocho cuadros a Burguillos del Cerro, como mi primer informante, Francisco Zarallo, me había asegurado?

   Hace unos días, ya escribiendo este artículo, me puse a revisar una carpeta que conservo con documentos que mi padre guardó, de los años finales de la década de los 30 hasta inicios de los 50. Ahí encontré la respuesta a las dos preguntas anteriores.

La primera respuesta estaba en un escrito recibido por mi padre, Miguel Surribas Coello, cuando tenía 25 años de edad, siendo nombrado Delegado Local de Auxilio Social de Burguillos del Cerro. Oficio nº 4624, fechado el 10 de enero de 1944, firmado por el Delegado Comarcal de Auxilio Social de la 7ª Comarca, con sede en Los Santos de Maimona, Manuel Fernández de Henestrosa. 


Encabezamiento del Oficio dirigido por el Delegado Comarcal de Auxilio Social, Manuel Fernández de Henestrosa, al nuevo Delegado Local, Miguel Surribas Coello, 10 de enero de 1944.

La Delegación Local de Burguillos dependía de la Comarcal, con sede en Los Santos de Maimona, localidad natal del pintor Alejandro Tinoco y lugar en el que tenía su Taller junto a su hermano, el escultor Mauricio Tinoco. La familia de los Fernández de Henestrosa tenían una excelente relación con los hermanos Tinoco y no sería raro aventurar que fueron los mediadores en el encargo de los cuadros para el comedor burguillano.


El padre -Isidro, tercero por la izquierda- y hermano -Mauricio, cuarto por la izquierda- de Alejandro Tinoco, con un grupo de amigos de Los Santos de Maimona. El Sr. Fernández de Henestrosa está entre ellos -tercero por la derecha-, c. 1940. Fotografía procedente del archivo de Julio Llerena Aguilar -primero por la derecha-. Catálogo de la exposición "El taller de los hermanos Tinoco", Vicente Méndez Hernán, Museo de Bellas Artes de Badajoz, año 2007.

La respuesta a la segunda pregunta, sobre el número de cuadros de la colección, la hallé también en otro documento guardado por mi padre en la carpeta. El documento tiene por título : 

ACTA DE ENTREGA Y TOMA DE POSESIÓN DEL DELEGADO LOCAL DE AUXILIO SOCIAL 


Encabezamiento del Acta de entrega y toma de posesión del Delegado Local de Auxilio Social, 30 de abril de 1950.

Acta fechada el 30 de abril de 1950, levantada con motivo del cambio de Delegado Local de Auxilio Social.
En la misma se hace una completísima descripción de los "Utensilios y Metálico, así como de los valores y documentos obrantes en esta delegación...". 
   Al describir el Acta las existencias del mobiliario del comedor, ya tenía la prueba documental de que, efectivamente, fueron ocho los cuadros pintados por Alejandro Tinoco y llegados a la Delegación Local de Auxilio Social de Burguillos del Cerro:



Parte central del ACTA DE ENTREGA Y TOMA DE POSESIÓN DEL        DELEGADO LOCAL DE AUXILIO SOCIAL, 30 de abril de 1950.

MOBILIARIO: COMEDOR.- Un crucifijo, Una imagen del Niño Jesús, Dos retratos de Franco y José Antonio, Un escudo nacional, Ocho cuadros murales pintados por Tinoco, Veinticinco mesas y cien sillas.

El Acta está firmada por Miguel Surribas Coello, como delegado saliente, y Antonio León Moriche, como delegado entrante. 


Final del Acta: Sello de la Delegación de Auxilio Social de Burguillos del Cerro y firmas de los delegados entrante y saliente, 30 de abril de 1950.

Por tanto, el 30 de abril de 1950 aún estaba en posesión de la Delegación Local de Auxilio Social de Burguillos del Cerro la colección completa, con los ocho cuadros pintados por Alejandro Tinoco con destino al comedor situado en la Plaza de España burguillana.

   A estas alturas de la investigación sobre las pinturas, pensaba que poco más podría averiguar. Estaba en un error.
   Días más tarde, recibí una llamada de Fran Gómez, buen amigo, al que, al vivir en Los Santos de Maimona, lo había puesto en antecedentes de mi investigación.

-Antonio, he hablado con mi tía Estrella (Gómez, de 85 años, quien nació y vivió en Burguillos del Cerro, en la Plaza de España, en una casa aledaña al comedor de Auxilio Social, hasta 1943, año en el que se trasladaron a vivir a Los Santos de Maimona). Me cuenta que recuerda perfectamente que el pintor Alejandro Tinoco estuvo un tiempo en Burguillos del Cerro pintando unos murales en las paredes del comedor de Auxilio Social. También recuerda que su hermana Dolores (seis años mayor que ella) se iba por las tardes a acompañar al pintor mientras este realizaba los murales. Me dice que Tinoco permaneció en Burguillos el tiempo que estuvo pintando en el comedor.
-Fran, ¿pregúntale a tu tía en qué fecha pudo ser eso? 
-Ya se lo he preguntado. Ella calcula que por la edad de su hermana Dolores, así como porque eso fue unos años antes de trasladarse a vivir con su familia a Los Santos (1943), debió de ser entre los años 1939 y 1941. 
-Esos recuerdos de tu tía Estrella, sobre que había pinturas murales en la pared del comedor, concuerdan con los que me contaba mi tía Carmen Parra. Ella recuerda "pinturas de niños" en las paredes del comedor.

   Para contrastar esta información me puse en contacto con Asunción Durán Fdez.-Salguero, que vivió en la casa de la Plaza de España en la que había estado el comedor de Auxilio Social. Ellos habitaron la casa desde inicios de los años 50, una vez se trasladó el comedor a su nueva sede en la Avda. Ntra. Sra. de Guadalupe. Recuerda que, al llegar a la casa, existían pinturas en las paredes de las salas en las que había estado situado el comedor. No recuerda el motivo de las pinturas, pero sí que estaban en no muy buen estado, debido a las humedades de los muros. Por ello, sus padres decidieron, al pintar de nuevo la casa, no mantenerlas a la vista. Quedaron ocultas bajo la nueva capa de pintura. 

   Con estos testimonios sabemos que el pintor Alejandro Tinoco, además de pintar la colección de ocho cuadros para el comedor de la Delegación Local de Auxilio Social, también realizó pinturas murales en las paredes del mencionado comedor, con la misma temática de los cuadros: "sus cazurros".

EL COMEDOR DE LA DELEGACIÓN LOCAL DE AUXILIO SOCIAL, A TRAVÉS DE LAS ACTAS DEL AYUNTAMIENTO.  

   Por un Acta del Ayuntamiento burguillano, con fecha 30 de enero de 1937, sabemos que el comedor de Auxilio Social estaba situado  en el nº 21 de la Plaza de España, casa propiedad de Ascensión Martínez de Santa María y Liaño, a quien el consistorio se la alquiló para destinarla a sede del comedor.


Casa de la Plaza de España, 21, c.1936, Soldados borrando rótulos de la fachada. "La Guerra Civil en Extremadura", Juan García Pérez y Fernando Sánchez Marroyo, Diario Hoy.   

   En un Acta, con fecha 19 de octubre de 1936, se recoge la creación de un Patronato para la atención y asistencia de niños huérfanos y desamparados. El Patronato debía organizar, proveer e inspeccionar el funcionamiento de un Orfelinato como organismo provisional.

   El 15 de enero de 1937, el consistorio acuerda: "Reorganizar el Orfelinato ampliándolo hasta comprender los niños de doce años, mayores de edad y a las madres lactantes, que comprendieran a las mujeres que se encuentren en los dos últimos meses de embarazo y los ocho primeros de lactancia". También acuerda: "...cambiando la denominación a Orfelinato Local y Centro de Asistencia Social.
Todo ello para acogerse a los beneficios de la disposición publicada en el Boletín Oficial de la Provincia, con fecha de 29 de diciembre de 1936. Se solicita por parte del Ayuntamiento una subvención para 150 plazas.

   A principios de 1937, el Ayuntamiento dirige una carta, fechada el 28 de enero, a Ascensión Martínez de Santa María y Liaño solicitándole el arriendo de una casa de su propiedad, sita en la Plaza de España nº 21, por una renta más que aceptable de 60 ptas. al mes.
Por petición de Abrahán Bermejo Nogales se acuerda un nuevo cambio de denominación del Orfelinato, pasándose a llamar: Orfelinato Local y Comedores de Asistencia Social de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

   En Acta con fecha 4 de marzo de 1937 se aprueba modificar los acuerdos de meses anteriores, en el sentido de que el "Orfelinato es en verdad un comedor de Asistencia Social". Se solicita una subvención de 1 pta. por cada acogido y se recoge en el acta que el número de beneficiarios (niños, viudas, ancianos, madres lactantes y obreros en paro forzoso) puede ascender a 250 personas.
Este acta recoge también la aprobación de un Reglamento del comedor.

   El 31 de julio de 1937 se aprueba por el Ayuntamiento un hecho fundamental para el devenir del comedor: el paso de la gestión de este del Ayuntamiento a la Delegación Local de Auxilio Social.
El Consistorio, a partir de esa fecha, colaborará anualmente con una importante ayuda económica al mantenimiento del comedor.
Para ello, suscribe la denominada "Ficha Azul" por 12.000 ptas. anuales. La "Ficha Azul" era una suscripción obligatoria mensual, instaurada a nivel nacional, por la que Auxilio Social se financiaba y que debían suscribir de forma obligatoria todas las personas y entidades.
La aportación del ayuntamiento a Auxilio Social se iría incrementando en años sucesivos de forma importante, desde las 36.000 ptas. de 1937 hasta las 59.459 ptas. del año 1947.
En los años 50, vemos en los presupuestos municipales que la aportación se sigue manteniendo hasta el año 1958, último ejercicio en el que aparece consignada con 42.350 ptas. anuales.

EL COMEDOR Y LOS OCHO CUADROS, UNA HISTORIA UNIDA HASTA FINALES DE LA DÉCADA DE LOS AÑOS 50.

   El comedor se instala en la casa situada en el nº 21 de la Plaza de España desde inicios de 1937, ocupando las tres salas situadas al entrar a la derecha, con ventanas a la plaza. En el resto de la casa se instaló la cocina, la despensa, la bodega, el almacén y los dormitorios para las señoritas empleadas que atendían el comedor. La encargada era Luisa Gómez, quien contaba con su propio despacho en la casa y reportaba directamente al Delegado Local, Joaquín Parra Busto.


Niños en el Paseo de la Fuente Llano, al fondo las tres ventanas que daban al comedor de Auxilio Social.

En enero de 1944 es nombrado nuevo Delegado Local Miguel Surribas Coello, quien ejerce el cargo hasta abril de 1950, fecha en la que es nombrado delegado Antonio León Moriche. 
A finales de la década de los 40, la Delegación de Auxilio Social se traslada a un nuevo edificio de propiedad municipal, situado en la Avda. Ntra. Sra. de Guadalupe (hoy Univ. Popular). Permaneció en funcionamiento hasta 1958, fecha en la que se decidió su cierre, al estimarse que ya no era necesario su funcionamiento, al haberse reducido de forma notable el número de personas necesitadas de atención en el mismo. Tal y como hemos podido comprobar, fue el último año que se consignó una partida en el presupuesto municipal para Asistencia Social.


                    Edificio municipal de la Avda. Ntra. Sra. de Guadalupe.

   La colección completa con los ocho cuadros de Tinoco llega al comedor de la Plaza de España a finales de 1937. Allí permanece hasta finales de la década de los años 40, momento en el que se traslada al nuevo comedor de la Avda. Ntra. Sra. de Guadalupe.

RECORRIDO DE LOS CUADROS UNA VEZ DESAPARECIDO EL COMEDOR DE AUXILIO SOCIAL.

   Una vez desaparecido el comedor, en 1958, los cuadros permanecen en el edificio, que se convertirá en nueva Agrupación Escolar. Sabemos por testimonios orales que los mismos estuvieron colgados en la escuela de doña Inocencia, recordada maestra burguillana. En el mes de septiembre de 1971 se inauguran los dos nuevos edificios escolares actuales, trasladándose diverso material didáctico desde las antiguas escuelas a las nuevas. Junto a ese material van los cinco cuadros que aún se conservaban de la colección inicial de ocho.
Por ello, es en el intervalo que va de 1958 hasta 1971 cuando la colección de ocho cuadros se reduce a cinco.
   Los cinco cuadros llegados en 1971 al edificio escolar nº 1, situado en la Avda. de los Pensionistas, se colocan en la ante cocina, en el suelo, apoyados en la pared, junto a mapas, pantallas, láminas de anatomía y otro material didáctico.  
Posteriormente, los dos mayores se colgaron en las paredes de las salas de usos múltiples de ambos colegios. Finalmente, para procurar su mejor conservación y custodia, se acordó poner tres de los cuadros en la sala de profesores de un edificio y dos en la sala de profesores del otro edificio.


Sala de profesores del Colegio situado en la Avda. de los Pensionistas, Edificio nº 1, c. 2005, al fondo dos de los cuadros. Cedida por Miguel Ramos García.


Sala de profesores del Colegio situado en la calle Arias Montano, Edificio nº 2, c. 1996, en la pared dos de los cuadros. Cedida por Miguel Ramos García.

   En el año 2016, se decide muy acertadamente por parte de la dirección de los colegios, el traslado de los cinco cuadros al Ayuntamiento burguillano. Tras ser sometidos a un proceso de restauración por una empresa especialista cacereña, son colgados en el salón de plenos del Ayuntamiento en el mes de julio de 2017.


Salón de Plenos del Ayuntamiento de Burguillos del Cerro, Exposición Permanente Pinturas originales de Alejandro Tinoco (1912-1983) Colección "Los Cazurros", 2018. 

   El sexto cuadro permanece, desde inicios de los años 60 hasta la actualidad, en una colección particular de Burguillos del Cerro.

   El séptimo cuadro de la colección está actualmente en el domicilio de la viuda del profesor, al que se lo entregó un antiguo alcalde burguillano a mediados de los años 60.

   Del octavo cuadro no conocemos hasta la fecha su paradero. Salió de la colección cuando esta estaba en la Agrupación Escolar de la Avda. Ntra. Sra. de Guadalupe. Apelamos a la sensibilidad de los lectores de este artículo para que nos trasmitan, si la conocen, alguna información del mismo.

   Sería maravilloso ver de nuevo reunida la colección completa, con los ocho cuadros, y que todos pudiéramos disfrutar de la misma como homenaje a esos niños burguillanos de la posguerra, que tantísimo sufrieron, para los que el gran pintor Alejandro Tinoco pintó sus "cazurros". 

EL PINTOR ALEJANDRO TINOCO ORTÍZ (1912- 1983).

En el catálogo de mano editado por el Museo de Bellas Artes de Badajoz, con motivo de la exposición monográfica dedicada a los hermanos Tinoco, Mauricio -escultor- y Alejandro -pintor-, celebrada en el año 2007, bajo el título El taller de los hermanos Tinoco, podemos leer el siguiente semblante sobre el pintor Alejandro Tinoco, nacido en Los Santos de Maimona:

Fue el más pequeño de los hermanos, no salió de su localidad natal, donde tuvo el taller paredaño al de su hermano hasta la muerte de éste -1948-. Su medio de vida fue la gestión del patrimonio agrícola que había heredado de sus padres y su verdadera vocación la pintura. Por ello los temas infantiles y campesinos le fueron tan próximos como presentes en su pintura... Su pintura presenta una gran versatilidad y dominio técnico, así como un amplio espectro temático que recorre desde los asuntos costumbristas, pasando por la naturaleza muerta, el tema religioso y el retrato, hasta arribar en lo más original e identificador de su pintura, los asuntos infantiles de sus queridos "cazurros" como él llamaba a los niños de sus lienzos.




Portada del Catálogo de la exposición El taller de los hermanos Tinoco, Vicente Méndez Hernán, Museo de Bellas Artes de Badajoz, año 2007. Fotografías de Mauricio Tinoco -izquierda-, c. 1940 y Alejandro Tinoco -derecha-, 1980.

En una entrevista concedida al diario Hoy, en 1980, con motivo de una exposición sobre su obra celebrada en Badajoz, decía:

...mis cazurros son imaginativos y en ellos represento mi fantasía. Para mi estos últimos tienen más arte por sus movimientos y su gracia. Son más personales.

Cuando le preguntaban por los temas de sus cuadros, respondía:

Pinto lo que siento y lo que vivo. Especialmente temas campesinos y sencillos, como es mi vida.

LA COLECCIÓN DE OCHO CUADROS "MIS CAZURROS" DEL COMEDOR DE AUXILIO SOCIAL DE BURGUILLOS DEL CERRO.

Los cuadros que Alejandro Tinoco pintó para el comedor burguillano nos muestran diversas escenas del mundo infantil y campesino. En ellos están presentes sus queridos cazurros.
Analizando la trayectoria pictórica del pintor, vemos que las pinturas de Burguillos pudieron ser de las primeras en las que Tinoco trató y pintó a sus cazurros, lo cual aún les da un mayor valor e importancia.    

Alejandro Tinoco, al recibir el encargo de Joaquín Parra Busto, ya sabía que el destino de sus cuadros sería el comedor de unos niños especialmente tristes y muy afectados por una terrible Guerra Civil mantenida entre hermanos. Esas pinturas iban a servir para alegrar y hacer sonreír, por unos instantes, a unos niños desamparados.


CUADRO Nº 1 NIÑAS DEJANDO FLORES EN EL CRUCERO.



Autor: Alejandro Tinoco.
Medidas: 100 x 67 cm.
Firmado: Sí, ángulo inferior derecho.
Pintado: Taller Los Santos de Maimona.
Datación: 1937/ 1940.
Encargo: Delegación Auxilio Social Burguillos del Cerro.
Depositario: Ayuntamiento Burguillos del Cerro.
Restauración: 2017.
Pintura al óleo, sobre tabla de madera de ocume -madera de origen tropical, de África Central-. Utilizada por el pintor, por su bajo precio, en los ocho cuadros. Madera poco apropiada para asegurar la durabilidad de la pintura. Hoy se utiliza fundamentalmente para realizar contrachapados. 

CUADRO Nº 2 NIÑOS SACANDO EN PROCESIÓN A LA VIRGEN.



Autor: Alejandro Tinoco.
Pintura al óleo, sobre tabla de madera de ocume.
Medidas: 100 x 200 cm.
Firmado: Sí, ángulo inferior derecho.
Pintado: Taller Los Santos de Maimona.
Datación: 1937/ 1940.
Encargo: Delegación Auxilio Social Burguillos del Cerro.
Depositario: Ayuntamiento Burguillos del Cerro.
Restauración: 2017.

CUADRO Nº 3 NIÑAS ENTRANDO EN LA IGLESIA.


  
Autor: Alejandro Tinoco.
Pintura al óleo, sobre tabla de madera de ocume.
Medidas: 100 x 67 cm.
Firmado: Sí, ángulo inferior derecho.
Pintado: Taller Los Santos de Maimona.
Datación: 1937/ 1940.
Encargo: Delegación Auxilio Social Burguillos del Cerro.
Depositario: Ayuntamiento Burguillos del Cerro.
Restauración: 2017.

CUADRO Nº 4 RISAS Y BAILES EN EL PILÓN.



       
Autor: Alejandro Tinoco.
Pintura al óleo, sobre tabla de madera de ocume.
Medidas: 97 x 197 cm.
Firmado: No.
Pintado: Taller Los Santos de Maimona.
Datación: 1937/ 1940.
Encargo: Delegación Auxilio Social Burguillos del Cerro.
Depositario: Ayuntamiento Burguillos del Cerro.
Restauración: 2017.

CUADRO Nº 5 PASTORCILLO TOCANDO LA FLAUTA.



Autor: Alejandro Tinoco.
Pintura al óleo, sobre tabla de madera de ocume.
Medidas: 100 x 101 cm.
Firmado: No.
Pintado: Taller Los Santos de Maimona.
Datación: 1937/ 1940.
Encargo: Delegación Auxilio Social Burguillos del Cerro.
Depositario: Ayuntamiento Burguillos del Cerro.
Restauración: 2017.

CUADRO Nº 6 FAMILIA REGRESANDO DE LA HUERTA.
         




Autor: Alejandro Tinoco.
Pintura al óleo, sobre tabla de madera de ocume.
Medidas: 100 x 200 cm.
Firmado: La firma no es original del pintor, realizada en la restauración.
Pintado: Taller Los Santos de Maimona.
Datación: 1937/ 1940.
Encargo: Delegación Auxilio Social Burguillos del Cerro.
Ubicación: Colección particular en Burguillos del Cerro.
Restauración: c. 2010.

CUADRO Nº 7 LA NIÑA DEL CÁNTARO ROTO.




Autor: Alejandro Tinoco.
Pintura al óleo, sobre tabla de madera de ocume.
Medidas: 97.5 x 98 cm.
Firmado: Sí, ángulo inferior derecho. El pintor Alejandro Tinoco firmó el cuadro en la década de los años 70, a petición de su restaurador. Originalmente no lo había firmado. 
Pintado: Taller Los Santos de Maimona.
Datación: 1937/ 1940.
Encargo: Delegación Auxilio Social Burguillos del Cerro.
Ubicación: Colección particular.
Restauración: c. 1970.

CUADRO Nº 8 nombre desconocido.

Autor: Alejandro Tinoco.
Temática: "Sus cazurros".
Pintura al óleo, sobre tabla de madera de ocume.
Pintado: Taller Los Santos de Maimona.
Datación: 1937/ 1940.
Encargo: Delegación Auxilio Social Burguillos del Cerro.
Ubicación: desconocida.
El cuadro se puede reconocer, además de por su temática, por la madera en la que está pintado. En la fotografía vemos la parte posterior del cuadro nº 7, así debe ser la del cuadro desaparecido.



                      Parte posterior del cuadro nº 7, madera de ocume.


CONCLUSIÓN.

La exposición permanente de los cinco cuadros de la colección mis cazurros en el Salón de Plenos del Ayuntamiento debe ser un motivo de enorme orgullo para el pueblo burguillano. Se han recuperado para el disfrute de todos unas pinturas que forman parte de nuestro Patrimonio Cultural desde final de los años 30 del siglo pasado.



                          Salón de Plenos del Ayuntamiento de Burguillos del Cerro.


                           Salón de Plenos del Ayuntamiento de Burguillos del Cerro.

Esas pinturas fueron encargadas por Joaquín Parra Busto al pintor santeño Alejandro Tinoco para el comedor de Auxilio Social de Burguillos del Cerro.

Son pinturas de niños cazurros para ser vistas por niños. Pinturas para alegrar el alma y sacar una pequeña sonrisa a los verdaderos protagonistas de esta historia: los niños burguillanos, huérfanos y desamparados, de la época más dura y difícil de nuestra historia reciente.


   Foto-composición realizada, para imaginar cómo pudo ser el comedor burguillano de Auxilio Social, con los siete cuadros de Tinoco y la fotografía Comedor de Auxilio Social, Lorca, Pedro Menchón, 1945, Archivo Municipal de Lorca.
                 


Saludos cordiales.


Antonio Surribas Parra
Autor de Burguillos y su historia


Agradecimientos a:

Antonio Surribas Fdez.- Salguero por la corrección de este artículo.

Francisco Zarallo Llera por su importante ayuda para la realización de este artículo. 

Fran Gómez González por su inestimable colaboración y ayuda.

Carmen Parra, Estrella Gómez y Asunción Durán por su valioso testimonio.

Miguel Ramos García por su información sobre la estancia de los cuadros en los colegios actuales de Burguillos del Cerro, así como por la cesión de las dos fotografías de las Salas de Profesores. 

Archivo Municipal de Lorca por la cesión de la fotografía Comedor de Auxilio Social, Lorca, Pedro Manchón.

(Reservados los derechos de autor. Prohibida la reproducción sin permiso escrito del autor).


   











4 comentarios:

  1. Madre mía q recuerdos,esos cuadro los tuve yo en clase muchos años en el salón q hoy es la biblioteca pública,con doña Ascensión,y mira toda la historia y valor q tienen....

    ResponderEliminar
  2. Una investigación muy bien desarrollada, con todo tipo de detalles, poniendo en valor nuestro patrimonio cultural y la figura del pintor Alejandro Tinoco.
    Te felicito Antonio, has logrado un trabajo muy complicado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Nico. Ha llevado su trabajo, pero estoy muy contento del resultado y de la excelente acogida del mismo. Uno de los objetivos era ese, poner en valor un Patrimonio Cultural muy importante para Burguillos del Cerro y para Extremadura. Saludos cordiales

      Eliminar