martes, 31 de enero de 2017

EL RETABLO DE ÁNIMAS DE BURGUILLOS DEL CERRO: OBRA DEL GRAN PINTOR SEVILLANO VICENTE ALANÍS

HISTORIA DE UNA CATALOGACIÓN.

En la mañana del pasado 20 de diciembre estuve en la parroquia de Santa María de la Encina y San Juan Bautista de Burguillos del Cerro, con todos los preparativos para fotografiar con tranquilidad los elementos artísticos de la misma, acompañado por mi amigo Francisco García Pulido. Mi intención era completar un extenso álbum fotográfico que sirva de soporte a un próximo artículo sobre la historia de la parroquia.

Para ello, previamente había realizado un intenso trabajo de investigación sobre todo lo que quería fotografiar. Planifiqué mi trabajo a conciencia. Comenzamos por el Altar Mayor y seguimos por el Retablo de Ánimas, crucero del Evangelio y las capillas: Señor del Calvario o Sepulcro, Virgen del Carmen, Ntra. Sra. de Guadalupe y San Gregorio. A continuación, pasamos a las capillas: Bautismal, Vírgenes Viejas, Sagrada Familia y Corazón de Jesús y terminamos con el crucero de la Epístola y Retablo de la Inmaculada. Estuvimos toda la mañana inmersos en el trabajo fotográfico.

Me bautizaron en la parroquia y llevo cincuenta y ocho años yendo de forma asidua, pero esa mañana descubrí los grandes tesoros artísticos que guarda. Desde su consagración, en el año 1800, ha ido recogiendo y guarda todos los objetos de valor de las dos antiguas parroquias templarias de Santa María y de San Juan, de los antiguos conventos de las Llagas de San Francisco y de la Inmaculada Concepción, de las antiguas ermitas de Ntra. Sra. Encarnación de Torres, de San Vicente y de Ntra. Sra. del Valle, así como de numerosos donativos a lo largo del tiempo.

Una vez terminado el trabajo fotográfico, el día siguiente, comencé el análisis y estudio de todo lo fotografiado. Me había llamado poderosamente la atención el lienzo del retablo de Ánimas.
No sé si por su situación, por la poca luz que le da o porque realmente no se ve desde los bancos de la parroquia, he de reconocer que nunca me había fijado detenidamente en él:


Ánimas Benditas del Purgatorio, ca. 1795. Parroquia de Santa María de la Encina, Burguillos del Cerro (Badajoz).


El historiador burguillano Matías R. Martínez no hace mención del lienzo en ninguno de sus escritos y el antiguo párroco Juan Cumplido Tanco tampoco nos da información sobre el autor en sus libros. Incluso, nos da una información incorrecta sobre su procedencia, al decirnos que procedía de la antigua parroquia de Santa María. En un inventario de 1988 de la parroquia, realizado por el párroco Juan Cumplido Tanco, éste describe el retablo así:

Altar de Ánimas: retablo buenísimo y bien conservado con el lienzo de Ánimas. Al parecer de escuela sevillana, sin firma y en su parte inferior dos pequeños lienzos enmarcados con imágenes de San Gonzalo y San Lorenzo, diáconos; procedentes del Señor San Juan Bautista.

Esta descripción contenía errores. El retablo de madera sí es procedente de la antigua parroquia de San Juan Bautista, pero no las pinturas, como veremos más adelante. Las imágenes pequeñas corresponden a San Lorenzo y a San Vicente. Aun así, me daba una pista para continuar la investigación: escuela sevillana.

Al introducir en Google la búsqueda Retablo ánimas del purgatorio escuela sevillana una de las entradas del resultado de búsqueda me dejó sorprendido:

Sacramental de la Magdalena: el lienzo de las Ánimas. Estudio realizado por el doctor don Álvaro Cabezas García.

La publicación del libro escrito por Álvaro Cabezas García, titulado Vicente Alanís (1730-1807), apareció en toda la prensa sevillana como noticia destacada en el año 2012. 





Anteriormente, en 2010, el diario El Mundo publicaba la siguiente noticia: 

El redescubrimiento de la pintura de Vicente Alanís por el investigador de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla Álvaro Cabezas García.

A partir de toda esa información, tenía muy claro que debía contactar con el doctor Álvaro Cabezas García, profesor en la Universidad de Sevilla y máximo experto en la pintura de Vicente Alanís.

El pasado 27 de diciembre, le envié un mensaje, presentándome e indicándole que le quería realizar una consulta sobre un cuadro existente en la parroquia de Burguillos del Cerro. Amablemente, me contestó de forma inmediata mostrando su disponibilidad. Le pasé varias fotografías de las que tomé el pasado 20 de diciembre del retablo de las Ánimas del Purgatorio, indicándole que veía muchas similitudes con el de Vicente Alanís de la parroquia sevillana de la Magdalena. 
En la tarde del día 27, le envié al doctor Álvaro Cabezas una composición fotográfica comparativa de los cuadros de Ánimas de la parroquia de Burguillos del Cerro y de la parroquia de la Magdalena de Sevilla.


      Comparativa: Ánimas Benditas del Purgatorio de Burguillos y de la Magdalena de Sevilla


Al recibirla, el doctor Álvaro Cabezas me indicó que el cuadro burguillano aún era más parecido al de Umbrete (Sevilla), pintado por Vicente Alanís en 1792. Los comparé inmediatamente:


          Comparativa: Ánimas Benditas del Purgatorio de Burguillos y de Umbrete (Sevilla)


Indudablemente los dos cuadros me parecieron del mismo autor, estaba muy satisfecho con el hallazgo.

Concertamos su visita para el domingo día 8 de enero, visita en la que confirmó la catalogación del retablo de Ánimas de la parroquia de Burguillos como de Vicente Alanís Espinosa y , posiblemente, de su hijo José Alanís Genís.

CONFIRMACIÓN DE LA CATALOGACIÓN DEL CUADRO DE ÁNIMAS POR EL CATEDRÁTICO DON ENRIQUE VALDIVIESO GONZÁLEZ. 

Don Enrique Valdivieso González, Catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, está considerado el mayor experto mundial en la pintura sevillana, siglos XIII al XX. Es autor de numerosas publicaciones sobre el tema.

Por ello, el pasado día 30 de diciembre, me puse en contacto con él para consultarle la catalogación de otros dos cuadros de la parroquia burguillana y confirmar la autoría del Retablo de Ánimas.

Tras consultar con el profesor Valdivieso, conseguí su confirmación, el 2 de enero, de la atribución a Vicente Alanís del lienzo de Ánimas del Purgatorio de la parroquia de Santa María de la Encina de Burguillos del Cerro. También me felicitó por el buen ojo tenido.

REGALO DE LA DUQUESA DE OSUNA A LA PARROQUIA BURGUILLANA. 

El Retablo de Ánimas de la parroquia de Umbrete (Sevilla) fue un encargo realizado por don Alonso de Llanes Argüelles -Arzobispo de Sevilla- a Vicente Alanís en 1792, para la parroquia de Nuestra Señora de la Consolación de Umbrete.

Francisco Amores Martínez nos cuenta en El mecanazgo artístico de los Arzobispos sevillanos en su villa de Umbrete durante los siglos XVII y XVIII, que don Alonso de Llanes pagó a Vicente Alanís la cifra de 4.420 reales por el cuadro de Umbrete, una fortuna para la época.
El cuadro burguillano debió de tener un coste muy similar al de Umbrete, dada su similitud y ser de fecha muy aproximada.

¿Quién pudo costear semejante cifra por el cuadro de Burguillos?

Sabemos por el Inventario de Todos los Templos de Burguillos del Cerro, realizado por el párroco Juan Cumplido Tanco en 1988, que la maravillosa talla de la Inmaculada, situada en el lado de la Epístola del testero de la parroquia, fue un regalo de la duquesa de Osuna -duquesa de Béjar y señora de la villa de Burguillos- para la nueva parroquia.

Por ello, teniendo en cuenta que los dos retablos principales situados en el testero de la parroquia son los que tienen la talla de la Inmaculada - lado de la Epístola- y el cuadro de Ánimas -lado del Evangelio-, así como por el costo de este, no es muy aventurado asegurar que fue la duquesa de Osuna quien regaló los lienzos situados en el retablo de Ánimas. 



                                      Vista del retablo de Ánimas desde el Altar Mayor

También apoya este argumento saber que fue la duquesa de Osuna la que costeó una parte muy importante de las obras de construcción de la nueva parroquia, como reza en la portada principal de la parroquia. Corona la portada el escudo de la casa ducal de Béjar, bajo el cual encontramos una lápida con la siguiente inscripción:

MARÍA JOSEFA ALFONSO PIMENTEL CONDESA DE BENAVENTE XIII DUQUESA DE BEJAR CONSAGRO ESTE TEMPLO A HONOR DE LA VIRGEN MARIA Y BENEFICIO DE SU AMADO PUEBLO DE BURGUILLOS AÑO DE 1795



Lápida dedicada a la condesa de Benavente y duquesa de Béjar, María Josefa Alfonso Pimentel, señora de Burguillos.

                

La duquesa fue muy famosa en la corte madrileña de su época, siendo mecenas del pintor Francisco de Goya y Lucientes, al que le encargó varios retratos personales y familiares, así como la serie de grabados Los caprichos.



María Josefa Alfonso Pimentel, Condesa de Benavente, duquesa de Osuna y Béjar, señora de la villa de Burguillos. Francisco de Goya (c. 1785)

Tras la exploración in situ que hizo Álvaro Cabezas en la parroquia, le pedí que expertizase el lienzo y aquí tenemos el informe que ha elaborado:  

LAS ÁNIMAS BENDITAS DEL PURGATORIO, UNA OBRA CONJUNTA DE LOS ALANÍS.

En el lado del Evangelio del testero de la parroquia de Santa María de la Encina y San Juan Bautista de la pacense localidad de Burguillos del Cerro se encuentra una pintura de ánimas enmarcada en un sencillo retablo dorado. Sus dimensiones son 220 centímetros de largo y 160 centímetros de ancho y, a tenor de sus características formales, parece obra relacionable con la producción del pintor Vicente Alanís Espinosa (Sevilla, 22 de mayo de 1730 – 1807), y posiblemente también con la de su hijo José Alanís Genís (Mairena del Aljarafe, c. 1750 – Sevilla, 23 de julio de 1810).


Ánimas Benditas del Purgatorio, ca. 1795. Parroquia de Santa María de la Encina. Burguillos del Cerro (Badajoz).

Las razones de esta atribución son las expuestas a continuación: Vicente Alanís acometió a lo largo de su extensa trayectoria profesional, al menos, la realización de dos lienzos con la misma temática. Uno fue el elaborado en torno al año 1769 para la antigua parroquia de Santa María Magdalena de Sevilla, hoy conservado en altar propio en la iglesia del desaparecido convento de San Pablo el Real.


Ánimas Benditas del Purgatorio, ca. 1769. Parroquia de la Magdalena, Sevilla

Otro fue el encargado por el arzobispo hispalense Alonso Marcos de Llanes Argüelles (Noreña, 1732 – Sevilla, 1795), en torno a 1792 para que pudiera recibir culto por parte de la Hermandad del Santísimo Sacramento y Ánimas Benditas de la parroquia de Nuestra Señora de Consolación de la villa de Umbrete. Es con esta última pintura con la que se relaciona con claridad la de Burguillos del Cerro, no solo por semejanzas notables en su composición y estructura, sino por cronología.

                            
Ánimas Benditas del Purgatorio, ca. 1792. Parroquia de Ntra. Sra. de la Consolación. Umbrete (Sevilla)

La parroquia burguillana finaliza su construcción en 1795, tan solo unos años más tarde del momento en que Alanís hiciera su pintura de ánimas para Umbrete. El haber recibido un encargo de una población relativamente lejana de Sevilla como Burguillos no hace más que demostrar que, una vez desaparecido Juan Espinal (Sevilla, 1714 – 1783), era Alanís el pintor que gozaba de más crédito en la ciudad. Esta circunstancia la pone de manifiesto, además, el que fuera uno de los pintores (el otro fue Juan Escacena, fallecido en 1814), que se encargara de adornar con sus cuadros puntos de la carrera oficial que tomaron los reyes Carlos IV y María Luisa de Parma en la visita que hicieron a Sevilla en febrero de 1796. Es por eso que, habiendo tenido éxito con la solución aportada para Umbrete en 1792, quiso repetirla en Burguillos en fechas próximas a 1795.

Efectivamente, los planos inferiores de las respectivas composiciones son idénticos: sobre la superficie de purgantes se eleva casi en paso de danza un ángel de augusta expresión y tranquilo gesto que salva del tormento un personaje masculino que extiende los brazos hermosamente.


Detalle del lienzo de Ánimas Benditas de Burguillos: Ángel salvando del tormento a un hombre 

Como lo era en el lienzo de Umbrete, esta es la zona de mayor acierto de toda la composición. Bajo ellos se disponen las mismas figuras en ambos cuadros, de izquierda a derecha: un hombre que implorante mira hacia la Trinidad del plano celestial, otro que, de espaldas, deja mostrar la tonsura de la clerecía que ostentaría en su vida terrena, un personaje que mira al espectador y del que solo se aprecian los miembros superiores, una mujer con largos y oscuros cabellos que se muestra de perfil y otra que lo hace de frente tapando su desnudez con mirada resignada.


Detalle del lienzo, el purgatorio, plano inferior de Ánimas Benditas del Purgatorio de Burguillos del Cerro


Si en el lienzo de Umbrete (igual que ocurría en el de la Magdalena), Alanís dibujaba un purgante orante y con perilla cana, en el de Burguillos se deja el hueco aprovechado, tan solo, con la inclusión de una cabeza implorante. Los espacios de tránsito entre el purgatorio y la gloria eran ocupados en la composición de Umbrete por grupos de ánimas vistas en lontananza. En Burguillos ocurre de la misma manera en el extremo izquierdo, pero en el derecho se ha dispuesto un ángel confortador que realiza su tarea de recoger purgantes casi de espaldas, algo que permite apreciar el escorzo que indica movimiento y el vuelo de sus ropajes y alas.

Hasta aquí las similitudes son enormes. Las diferencias más importantes entre el lienzo de Umbrete y esta nueva obra que aportamos al catálogo de Alanís se localizan en la representación de la gloria celestial. Si en aquel Alanís se había servido (como fue frecuente durante su carrera), de algunas de las estampas de la Litaniae Lauretanae ad Beatae Virginis editadas por los hermanos Klauber, utilizando quizá la edición sevillana de esta obra aparecida en 1763, ahora la representación de la Santísima Trinidad (Cristo Resucitado sosteniendo la Cruz, el Padre Eterno con la bola del mundo sobre sus rodillas y la Paloma del Espíritu Santo entre ellos), es acompañada por San Juan Bautista, la Virgen, San José, el Arcángel San Miguel y un grupo de santos que se difumina a la derecha, todos arrodillados sobre nubes y mediadores de las ánimas que purgan abajo sus pecados.


    Detalle de la Gloria Celestial del lienzo de Ánimas Benditas de Burguillos del Cerro


Al no responder directamente esta zona del lienzo con los modelos habituales de Alanís, no sería descabellado pensar que el autor de esta parte pudiera ser su hijo José Alanís, que colaboró desde temprana edad en los encargos que acometía su padre.

Suyos pueden ser, también, las pequeñas pinturas de San Lorenzo y San Vicente que, en el banco del retablo, cierran todo el conjunto.


San Lorenzo, pintura situada en el banco del retablo de Ánimas de Burguillos del Cerro


           San Vicente, pintura situada en el banco del retablo de Ánimas de Burguillos del Cerro

Esta pintura reúne una serie de valores artísticos de interés para conocer el tránsito estético entre el Barroco y el academicismo. Aunque no puede considerarse obra de un pintor neoclásico (Alanís se había formado en lo más puro de la estructura gremial y era deudor de los modelos de Espinal), tanto él como su hijo ejercían en esos momentos la docencia en la Real Escuela de las Tres Nobles de Sevilla (el primero era tesorero y el segundo diputado), y estaban al tanto de las recomendaciones que desde años atrás se hacían por parte de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid con el objetivo de abandonar el "mal gusto" y "restituir el buen nombre de las artes". Es por eso una composición que, lejos de estar abigarrada como la conservada en la Magdalena, mantiene cierta estructura compositiva y una acostumbrada referencia a las formas lánguidas y delicadas –lejos de los gestos crispados y los escorzos expresivos tan propios del último Barroco–, como testimonio de participación en las ideas artísticas que en esos momentos tenían plena vigencia.


Encontrar un lienzo como este que testimonia, en un lugar tan alejado de los centros de poder, el aroma del pensamiento histórico desarrollado en la España del final del Antiguo Régimen es una grata sorpresa que demuestra la importancia del tráfico de ideas e influencias para el éxito de las relaciones practicadas en el ámbito artístico.

CONCLUSIÓN.


El lienzo de las Ánimas Benditas del Purgatorio de la parroquia de Santa María de la Encina y San Juan Bautista de Burguillos del Cerro es obra de Vicente Alanís y, posiblemente, de su hijo José Alanís Genís, ca. 1795.

Vicente Alanís es una de las figuras más importantes del panorama artístico sevillano de fines del s. XVIII. Es el mejor representante de la pintura del último barroco. A él se le deben los conjuntos pictóricos sevillanos de las parroquias de San Nicolás y San Jacinto, así como los lienzos que adornaban la fachada de las Casas Consistoriales y la Puerta de Triana, con motivo de la visita de Carlos IV a Sevilla en 1796.

El retablo de Ánimas fue un regalo de la duquesa de Osuna, señora de la villa de Burguillos, a la parroquia burguillana, con motivo de su nueva construcción en la segunda mitad del s. XVIII y su consagración en 1795.

La catalogación del lienzo, después de tanto tiempo en el anonimato, de las Ánimas Benditas del Purgatorio, de la parroquia de Santa María de la Encina y San Juan Bautista de Burguillos del Cerro, como obra del gran pintor sevillano Vicente Alanís es un hecho de máxima relevancia para el patrimonio religioso, cultural y artístico burguillano, y, por ende, del extremeño.

Ello no hace más que demostrar que la parroquia burguillana guarda un patrimonio artístico de extraordinario valor, que merece ser puesto en conocimiento y disfrute de todos los burguillanos y aficionados del arte español.


            Parroquia de Santa María de la Encina y San Juan Bautista de Burguillos del Cerro

Muchas gracias.

Saludos cordiales.

Antonio Surribas Parra
Autor de Burguillos y su historia

Álvaro Cabezas García
Doctor en Historia del Arte
Centro Universitario EUSA- Universidad de Sevilla


Agradecimientos a:

Enrique Valdivioso González, Catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla.

Antonio Surribas Fdez-Salguero por la corrección de este artículo.

A José María Campanón Forte, párroco de Burguillos del Cerro.

A Francisco García Pulido.

(Todas las fotografías del retablo de Ánimas del Purgatorio de Burguillos del Cerro, así como las de la parroquia burguillana han sido realizadas por Antonio Surribas Parra).


(Reservados los derechos de autor. Prohibida la reproducción sin permiso de los autores).





miércoles, 30 de noviembre de 2016

BURGUILLOS DEL CERRO A TRAVÉS DE FOTOGRAFÍAS ANTIGUAS: 1900/1930

Estimados amigos,

En este artículo vamos a dar un paseo fotográfico por buena parte de las tres primeras décadas del siglo XX -1900/1930-. En él, vamos a ir viendo a la sociedad burguillana de la época. Los oficios, los profesionales, cómo estaban los monumentos en esos años, etc., a través de las antiguas fotografías.

Creo que es una forma diferente de contar la historia, porque, con las fotografías, vamos a ver las caras de las personas que la protagonizaron. He de reconocer que ha sido una tarea ardua, pero con la que he disfrutado enormemente. Cada fotografía es un tesoro que daría para un artículo monográfico sólo de ella. Tenemos mucha suerte los burguillanos de que se conserven y hayan estado guardadas en los baúles o cajas antiguas de nuestros vecinos. Ello ha hecho que se mantengan en bastante buen estado.

Si en todos los artículos he de agradecer a las personas que menciono su ayuda y colaboración, en este he de hacerlo, si cabe, con mayor razón. La cesión desinteresada que me han realizado de estas maravillosas fotografías ha sido de un agradecimiento inmenso. Han conseguido que estos documentos históricos de Burguillos no se pierdan y puedan ser disfrutados por todos los burguillanos, así como por todos los amantes de la historia extremeña.

Antes de empezar, dos cuestiones técnicas:
Primera: Algunas fotografías las he tratado muy someramente, mediante un programa de edición fotográfica, para mejorarlas en calidad y eliminar los daños producidos por el paso del tiempo.
Segunda: es recomendable visionar el artículo en una pantalla lo mayor posible. Cada fotografía puede ampliarse pinchando sobre ella y de esa forma poder disfrutar de todos los detalles de la misma.

  
EL SEÑOR OBISPO DE BADAJOZ EN LA CASA DE DON JUAN CONTRERAS  Y MURILLO Y DE DOÑA ASCENSIÓN MARTÍNEZ DE SANTA MARÍA Y LIAÑO.




Cuando llegó a mi mano esta joya de fotografía, me emocioné profundamente. En la parte posterior había una anotación escrita a mano: "Los Contreras con el Sr. Obispo".

Estaba ante el retrato de toda una época en Burguillos del Cerro. Fotografía absolutamente magistral, realizada en el patio de la casa de Don Juan Contreras y Murillo, Vizconde de Burguillos del Cerro, y de Doña Ascensión Martínez de Santa María y Liaño, en la calle La Nave -actual Casa Parroquial-. Realizada en torno a 1915 con motivo de la visita a Burguillos del Señor Obispo de Badajoz Doctor Don Adolfo Pérez Muñoz. 

Me ha llevado meses poder dar nombre a varias de las personas que aparecen en la maravillosa fotografía. Para ello, se la he enseñado a las personas de más edad que viven aún, así como a sus pocos descendientes. He buceado en el árbol genealógico de esta hacendada e importante familia, sin la cual no se podría entender la historia de Burguillos de fines del s. XIX y comienzos del XX. 

De izquierda a derecha, en primera fila sentadas, aparecen: Doña Isabel Martínez de Santa María y Liaño, Doña Ascensión Martínez de Santa María y Liaño, Doña Isabel Liaño e Idrovo de Castañeda, el Señor Obispo de Badajoz Don Adolfo Pérez Muñoz, Doña Antonia Liaño Idrovo de de Castañeda, Doña María Ascensión Grajera Castilla y Doña María Josefa Martínez de Santa María y Liaño, 

De izquierda a derecha, en segunda fila de pie, aparecen: Señora desconocida, Don Manuel Contreras y Murillo, Don Cruz Rubiales Aguilar, Don Juan Contreras y Murillo.

El resto de personas que aparece en la fotografía es el personal de confianza que trabajaba en la casa y fincas de la familia Contreras y Martínez de Santa María, además de varios sacerdotes, de los cuales desconocemos sus nombres.

Don Juan Contreras y Murillo fue alcalde de 1918 a 1922. El rey Alfonso XIII le concedió el título de I Vizconde de Burguillos del Cerro en 1921. Estaba casado con Doña Ascensión Martínez de Santa María y Liaño. 

Doña Isabel Liaño e Idrovo de Castañeda estuvo casada con Don Juan Martínez de Santa María y Liaño - fallecido en 1883 y que había sido diputado provincial e "Hijo Predilecto de la Villa" de Burguillos-. Doña Isabel y Don Juan son los padres de Ascensión e Isabel -soltera-.

Doña María Josefa Martínez de Santa María y Liaño era tía de Ascensión y de Isabel, hermana de su padre.

Doña Antonia Liaño Idrovo de Castañeda era hermana de Doña Isabel y por tanto tía de Ascensión e Isabel.

Los apellidos Liaño e Idrovo de Castañeda son de los más antiguos de Burguillos. Aparecen corregidores de la villa con esos apellidos desde el s. XV. Los trajo el duque de Béjar, desde las tierras del norte, a Burguillos como personas de confianza para regir la villa.    

Doña Ascensión Martínez de Santa María y Liaño, quizás haya sido la mayor propietaria de tierras de Burguillos - reunió más propiedades aún que los duques de Béjar-. Heredó de sus padres, de su hermana Isabel -soltera- y de sus tíos -los tres matrimonios hermanos de su padre (Diego, María Antonia y María Josefa) que no tuvieron descendencia-.

Así llegó a ser la propietaria de las fincas El Encinar, El Alcornocal, La Giralda y La Granja, entre otras, además de varias de las mejores casas de Burguillos -en el Paseo de la Fuente Llano, en la calle La Nave y en la calle Jerez-  y de un bloque completo de pisos en Madrid. Falleció el 3 de mayo de 1947, sin descendencia.

Su marido Don Juan Contreras y Murillo, I Vizconde de Burguillos del Cerro, había fallecido en 1931, dejando el título a su sobrino Don Juan Murillo de Saavedra y Retamar.

Don Manuel Contreras y Murillo, natural de Los Santos de Maimona, como su hermano Don Juan, estaba casado con Doña María Ascensión Grajera Castilla.

El Doctor Don Cruz Rubiales Aguilar fue párroco de Burguillos. 

El Doctor Don Adolfo Pérez Muñoz, fue Obispo de Badajoz desde 1913 hasta 1920, año en el que fue nombrado Obispo de Córdoba.  

EL SR. OBISPO LLEGANDO A BURGUILLOS DEL CERRO EN 1924.   

En esta preciosa fotografía, tomada en agosto de 1924, vemos llegando a Burguillos, frente al camino de San Isidro, el coche que lleva al Sr. Obispo de Badajoz, Don Ramón Pérez Rodríguez. Tras él viene la camioneta de guardias civiles que le escoltaban.

A la derecha aparece Juan Gómez Carretero, con unos prismáticos en la mano. Tuvo el comercio que veremos posteriormente en el paseo de la Fuente Llano, junto a su hermano Baltasar.



                                      El Sr. Obispo de Badajoz llegando a Burguillos del Cerro, agosto 1924


PANORÁMICA DE BURGUILLOS DESDE EL PUENTE DE JEREZ.




Podría pasar horas delante de esta fotografía. Es un cuadro maravilloso de Burguillos a inicios del siglo pasado. El castillo, bajo él las antiguas iglesias templarias de Santa María de la Encina y de San Juan Bautista, la imponente nueva parroquia con su preciosa torre y, a la derecha una vista -inédita- de la ermita original de San Lázaro -Amparo-, en su primitivo estado, antes de construirse la Residencia de Ancianos.
La ermita de San Lázaro -Amparo- contaba con un patio delante de su fachada. Fijaos en el vallado perimetral del mismo, realizado con ladrillos en la forma tradicional burguillana, formando triángulos. Otro detalle importante es que contaba con un "porche" en la fachada principal.  
En primer término, vemos tres personas junto a la pared de piedra. Sobre la pared, ropa tendida y puesta a secar, después del lavado a mano en la rivera de San Lázaro, situada metros más abajo y que queda fuera de la fotografía. 
Para mí, excepcional documento gráfico de cómo era Burguillos a inicios del siglo pasado.

TRES FOTOGRAFÍAS DE UN GRUPO DE JÓVENES BURGUILLANAS.

Las tres siguientes fotografías fueron tomadas el mismo día, en torno a 1920.

En ellas, aparecen el mismo grupo de mujeres jóvenes, vestido con sus mejores galas y fotografiado en tres lugares diferentes de Burguillos. La primera fotografía, se realizó en un patio de una casa. La segunda, delante del crucero del barrio de Vista Hermosa. Por último, la tercera, está tomada en El Ejido, con una preciosa vista de Burguillos. 

Conocemos el nombre de varias de las jóvenes que aparecen en las tres fotografías: María Rubiales, Pura Lozano, Rafaela Lozano, Obdulia Vera, Milagros Vera, Manuela Martínez y Antonia Borrallo 



                                        Tomada en el patio de una casa burguillana 



                       Delante de la cruz del barrio -crucero colocado en 1901- de Vista Hermosa.

     
En El Ejido. Burguillos al fondo. En ella, además de las jóvenes, aparecen varios niños y numerosos animales en el lugar público que los dejaban sus dueños, a la vuelta del trabajo en el campo, hasta el día siguiente.


TALLER DE COSTURA DE LAS "REGINAS".


Fotografía tomada en el año 1918. En ella, vemos el Taller de Costura y Diseño de las "Reginas". Estaba situado en la calle Llana. En él, se han cosido trajes para los burguillanos durante todo el siglo pasado. Seguramente, la mayoría de los preciosos trajes que visten las jóvenes burguillanas de las tres fotos anteriores fueron realizados en este taller.

La jefa del taller era la Sra. Felicita Álvarez (de pie, en el centro, de negro). Aparece tomando medidas al niño Ángel López. Las modistas y costureras que cosían en el taller y aparecen en la foto son las siguientes: sentada, a la izquierda Isidora Tanco. La niña, en el centro, Eustaquia Álvarez Lanzo. Sentada, a la derecha, Ascensión. Cosiendo, con la máquina marca Singer, aparece Guillermina Llera Nisa. Debajo, sentada, está Teresa, la del sastre. De pie, arriba a la derecha, las hermanas Carrasquita. Sentada, en el centro, María Sánchez.

BANDA MUNICIPAL DE MÚSICA.


Banda Municipal de Música de Burguillos del Cerro de los años 20 del siglo pasado.
Tocaba en ella, entre otros, Miguel Jaramillo, iniciador de una saga que deleitó con su música a los burguillanos durante el siglo XX.



DON CRUZ RUBIALES Y SU FAMILIA EN LA CASA PARROQUIAL.



Fotografía del párroco de Burguillos Doctor Don Cruz Rubiales Aguilar, tomada en el despacho parroquial de la calle Llana, en torno a 1915. Don Cruz fue párroco de Burguillos desde el año 1906 hasta 1927. Si nos fijamos en la fotografía podemos ver un marco donde aparece con su toga de Doctor en Sagrada Teología, doctorado obtenido en Sevilla.




En esta fotografía aparece el párroco Don Cruz Rubiales Aguilar con su familia. En ella, podemos ver a sus padres, sus hermanas, su cuñado y su sobrino. Está tomada en torno a 1920, en el patio de la casa parroquial, en la calle Llana.


COMERCIO DE TEJIDOS DE LOS HERMANOS GÓMEZ CARRETERO.

Las dos fotografías siguientes están tomadas a mediados de los años 20 del siglo pasado en el comercio de tejidos que Juan y Baltasar Gómez Carretero tenían en el paseo de la Fuente Llano. Este comercio estuvo abierto hasta bien avanzado el siglo XX.

La primera está tomada en el interior del comercio y, en ella, aparecen los hermanos Gómez, arriba a izquierda y derecha, junto a un grupo de clientes burguillanos del comercio. El joven que aparece por detrás de las señoras es Anastasio Miranda, que años después montaría su propia tienda de tejidos. Al fondo podemos ver los tejidos expuestos.

La segunda está tomada en la puerta del comercio, en el paseo de la Fuente Llano. En ella, aparecen un numeroso grupo de clientes del comercio.



                                    Comercio de tejidos de los hermanos Gómez Carretero
                 Varios burguillanos en la puerta del comercio de los hermanos Gómez Carretero


EL MÉDICO DON JOAQUÍN PARRA BUSTO.

Don Joaquín Parra Busto, mi abuelo, estudió medicina en Madrid, siendo alumno del premio Nobel de Medicina Don Santiago Ramón y Cajal. Ejerció como médico en Burguillos desde 1926 hasta 1966, cuarenta años dedicado a curar la salud de los burguillanos. Pasaba consulta en su domicilio, en el Paseo de la Fuente Llano, hoy farmacia. Fue fundador del Colegio Oficial de Médicos de Badajoz, siendo el colegiado nº 12 del mismo. Su nombre figura inscrito en el Cuadro de Honor de los Médicos Españoles, según acuerdo del Consejo General de Colegios Médicos de España, de fecha 25 de noviembre de 1966.

                            Carnet de médico de Don Joaquín Parra Busto, 1926


EL FARMACÉUTICO DON JOSÉ CARRETERO FERNÁNDEZ.

Don José Carretero Fernández estudió farmacia en Granada, ejerciendo como farmacéutico en Burguillos desde mediados de los años 10 hasta mediados de los cuarenta.


                                     Don José Carretero Fernández en su despacho, años 20


EL TENOR DON JOSÉ A. MORICHE CUBILLO.

Don José Adolfo Moriche Cubillo, nacido en Burguillos en 1890, fue un famoso tenor lírico que cantó en los mejores teatros españoles -Real de Madrid, Arriaga de Bilbao y el Bosque de Barcelona-, así como en los mejores escenarios europeos. Su debut en el Teatro Real de Madrid en 1918 fue un gran éxito. Con posterioridad, triunfó en América, donde se hizo muy famoso. Grabó numerosos discos cantando en solitario e incluso interpretó un papel destacado, junto a Carlos Gardel, en la película "El Tango en Broadway". 

El pueblo burguillano le costeó los estudios musicales en el Conservatorio de Música de Madrid. Así, en el Acta de Sesiones del Ayuntamiento de Burguillos, de fecha 12 de junio de 1915, se aprobó lo siguiente:

Los Señores Concejales despues de discutido suficientemente el particular autorizan al Señor Alcalde -Don Juan Rodríguez del Puerto- para que ordene los pagos siguientes... El de doscientas cincuenta pesetas á favor de José Moriche Cubillo cabo que fué del Regtº de Castilla nº 16 y hoy se encuentra en la Capitanía General de Madrid sirviendo como los de su clase, para que pueda cursar los estudios musicales en el Conservatorio de aquellas Cortes por su elocuente voz y ser hijo de Burguillos cuya cantidad será satisfecha por trimestres vencidos para darle facilidades en su carrera de canto.     



Fotografía original del tenor Don José A. Moriche Cubillo con dedicatoria de su puño y letra, años 20.  La dedicatoria dice lo siguiente:

A mi querido amigo Leopoldo -¿Herrera?- como recuerdo de mi viaje a América


DON JOSÉ JAIME Y SUS DISCÍPULOS.

Don José Jaime, maestro de varias generaciones de burguillanos, llegó aún soltero a Burguillos en 1928 e impartió enseñanza a numerosos burguillanos hasta 1958. Aún se recuerda su magnífico magisterio.

En la fotografía aparecen, de izquierda a derecha, arriba: Maura, Morrillo, Salguerino, Don José Jaime, José Lobato, Pedro Pérez, el Nene grande, Anastasio Santos, Reyes y Luis Bermejo. Abajo: x (?), José Conde Vargas, Antonio Rentería. 


                                      Don José Jaime y sus discípulos, 1932

DON ALFONSO Y SUS ALUMNOS.

Fotografía del maestro Don Alfonso con sus alumnos, tomada en 1931. En la primera fila, el tercero por la izquierda es Luis Bermejo -hermano de la maestra burguillana Doña Cloti-.


                                               Don Alfonso con sus alumnos, 1931


EL ALCALDE DON JUAN RODRÍGUEZ DEL PUERTO.

Don Juan Rodríguez del Puerto fue alcalde constitucional de Burguillos desde el 1 de enero de 1914 hasta el 1 de enero de 1916.




LOS HERMANOS SALGUERO NAVARRO, LABRADORES.

Los hermanos Salguero Navarro son un claro ejemplo de labradores burguillanos, que con su gran esfuerzo y trabajo diario consiguieron reunir unas tierras bajo su propiedad, llegando a ser importantes agricultores y ganaderos. La fotografía se realizó en torno a 1920. 




FAMILIA DE JORNALEROS BURGUILLANOS.

En las primeras décadas del siglo pasado una parte muy importante de la población burguillana -en 1920 contaba Burguillos con una población de 6.177 habitantes- la formaba los jornaleros del campo. Trabajadores abnegados de la tierra y de los que tan orgullosos nos sentimos.


                                                          Familia burguillana


ROBUSTIANO CUÉLLAR DE LA RIBA Y LUISA MELO CALDERÓN, COMERCIANTES.

El matrimonio formado por Robustiano Cuéllar de la Riba y Luisa Melo Calderón fundó un comercio en una casa construida por ellos, en el número 10 de la calle Llana. Aún hoy siguen grabadas las iniciales R C en lo alto de la puerta del antiguo comercio.

Él llegó a Burguillos de la comarca de Tierra de Cameros (La Rioja), como otros muchos paisanos suyos. Recordemos a los García de la Mata, Santa María, Martínez, Matute, Saenz de Tejada, etc. Ella era natural de Zafra. El comercio lo debieron de fundar en la primera década del siglo XX.
Tras la muerte de Robustiano, continuó el comercio a nombre de la Vda. de Robustiano Cuéllar -1921-. Posteriormente lo regentó Abrahán Bermejo.



                                   Robustiano Cuéllar de la Riba y Luisa Melo Calderón


DÍA DE CAMPO.

En Burguillos, como en todos los pueblos de Extremadura, hay una tradición muy arraigada, que es pasar un día de campo. En las fotografías siguientes podemos ver tres momentos de esas jornadas de campo. Es especialmente llamativo cómo vestían para la ocasión, elegantísimos ellos y ellas, a diferencia de cómo vamos hoy de informales a pasar el día de campo.

En las dos primeras fotografías aparecen las mismas personas en posados diferentes. Fueron tomadas en torno a 1925, en un campo burguillano y, en ella, aparecen Don Baltasar Gómez Carretero -hermano de Juan, dueños del comercio del paseo de la Fuente Llano- y Don Abrahán Bermejo -padre de Doña Cloti Bermejo, maestra en Burguillos durante los años 50 y 60-. La segunda fotografía es genial. Subidos en un árbol, está realizada con gran sentido del humor.

La tercera fotografía, tomada en torno a 1916, corresponde a un día de campo en Burguillos. En la misma, aparece mi abuelo, Don Vicente Surribas Brucart, acompañado de varios amigos y familiares, de los cuales aún no tengo seguridad de sus nombres. 


                                                    Día de campo en Burguillos


Día de campo. Subidos en un árbol


                                            Día de campo en Burguillos, en torno a 1915                      

CARRO DE VARAS CARGADO CON SACAS DE LANA.

Excepcional fotografía tomada en los años 20, en la que se muestra un carro de varas cargado con sacas de lana. Va tirado por una recua de mulos enganchado al hilo, forma de enganchar en la cual el mulo que va de guía o pericón tiene que estar muy bien domado a la voz del arriero. Los otros tres mulos llevan anteojeras para no espantarse. También llama la atención el primitivo sistema de frenado, llamado galga, que consistía en un madero colgado de los laterales del carro y que, por medio de una cuerda que se tensaba, hacía presión sobre la boca o bocín de la rueda frenándola. 
Por la forma de llevar pelados los mulos todo apunta a que fuera el carro de un arriero que se dedicaba al transporte de mercancías. En este caso, de lanas con destino a las fábricas de paño de Béjar. 

El Parador de Rafael Núñez que aparece en la fotografía estaba regentado en esa época y en décadas posteriores por Señá Paca. Rafael Núñez fue su marido pero, ya en 1920, figuraba como Parador de la Vda. de Rafael Núñez. En él, se hospedaron muchos de los comerciantes que visitaron Burguillos en la primera parte del siglo pasado. 

También era famoso porque en el Parador se realizaba las paradas de sementales del ejército. Periódicamente llegaban a Burguillos militares con sementales de gran calidad para ponerlos a las yeguas y de ese modo mejorar la cabaña equina.
La fotografía está tomada en la actual Avenida de la Paz. En esa época, Camino de Valverde y, posteriormente, Avenida de los Reyes Católicos.  


               Carro de varas cargado con sacas de lana, delante del parador de Rafael Núñez


CONSTRUCCIÓN DEL PUENTE DE JEREZ.

Otra excepcional fotografía tomada en torno a 1920. En ella, podemos ver un momento de la construcción del conocido como Puente de Jerez. El Señor con sombrero que figura en primer término es Don Vicente Surribas Brucart -mi abuelo-, constructor del puente. Don Vicente, nacido en Barcelona, llegó a tierras extremeñas a fines del siglo XIX, junto con sus padres y hermanos. Su padre, mi bisabuelo Miguel, se había adjudicado la construcción de la presa del pantano de Villar del Rey, para abastecer de agua a Badajoz capital. Por desgracia, mi bisabuelo falleció antes de la inauguración. Terminando mi abuelo Vicente la obra de la presa, que fue inaugurada por el rey Alfonso XIII a comienzos del siglo XX. La madre y hermanos de mi abuelo regresaron a Barcelona, tras la muerte de mi bisabuelo y mi abuelo se casó con una burguillana en 1917, uniendo el apellido Surribas a Burguillos  

Vayamos con el antiguo Puente de Jerez. Como decía, fue construido en torno a 1920, en la salida de Burguillos hacia Jerez de los Caballeros. Se construyó con sillares de granito procedente de las canteras burguillanas. 
En la década de los 90 del siglo pasado fue desmontado el puente completamente y, en su lugar, se construyó un nuevo puente de hormigón. El viejo puente de granito fue llevado a tierras italianas por la constructora -que era de Italia- y nunca más se supo de él. Un pena enorme que no se conservara el antiguo puente y se hiciera el nuevo paralelamente, como pocos kilómetros más adelante se hizo con el antiguo puente de Brovales.


         Construcción del antiguo Puente de Jerez. En primer término, Don Vicente Surribas Brucart


CALLE LA NAVE.

Maravillosa instantánea tomada el 31 de octubre de 1924 de la calle La Nave. Refleja la vida diaria y normal de Burguillos en una de sus principales calles. La toma es perfecta. El fotógrafo ha conseguido captar en una imagen el Burguilos de principios del siglo pasado con un encuadre sencillamente genial: calle La Nave, el castillo y Santa María de la Encina. El señor que aparece a la derecha con sombrero y bastón es Don Juan Gómez Carretero, dueño, junto con su hermano Baltasar, del comercio de tejidos del Paseo de la Fuente Llano que veíamos en fotos anteriores.    

                                               Calle La Nave, el 31 de octubre de 1924


PASEO LLANO DE LA FUENTE.

En la Plaza Llano de la Fuente, en 1907, se construyó el Paseo Llano de la Fuente, nombre original y correcto del paseo, como podemos leer en las Actas de Sesiones del Ayuntamiento de la época. Se construyó en tiempos del alcalde Don Arturo Velasco Noriega. Esta maravillosa fotografía fue tomada en 1912. En próximas fechas dedicaremos un artículo monográfico a la historia del Paseo Llano de la Fuente. 


                                           Paseo Llano de la Fuente, 1912
                                      

PARROQUIA DE SANTA MARÍA DE LA ENCINA Y SAN JUAN BAUTISTA.

Esta joya de fotografía está tomada en torno a 1910. En ella, vemos la nave central y el altar original de la Parroquia de Santa María de la Encina y San juan Bautista de Burguillos del Cerro. En la parte posterior lleva el sello de Don Cruz Rubiales Aguilar, que fue nombrado párroco en 1906.

Como podéis ver, el monaguillo está entrando por la puerta noroeste, hoy cerrada. La nave aparece sin bancos. Las personas oían la misa en pie. Presidiendo el altar está la talla original de Santa María de la Encina, traída de la antigua parroquia. Se podía acceder a ella por la parte posterior, subiendo por la sacristía. En el centro de la nave hay una enorme y muy bonita lámpara, de cuya existencia hoy nada sabemos. 
Aún no estaban colocados en el altar las imágenes de San Pedro Alcántara y San Francisco de Asís, que en la siguiente imagen de 1914 ya sí aparecen. 
Estamos ante la fotografía conocida más antigua existente del interior de la Parroquia.


               Parroquia de Santa María de la Encina y San Juan Bautista, en torno a 1910


ALTAR MAYOR DE LA PARROQUIA DE SANTA MARÍA DE LA ENCINA Y SAN JUAN BAUTISTA.

Fotografía tomada el 10 de diciembre de 1914.
El altar está engalanado con motivo de la novena a la Inmaculada Concepción, que se celebró en esos días. Por ello preside el altar la imagen de la Inmaculada, que oculta a la imagen original de Santa María de la Encina, que es la que ha presidido el Altar Mayor hasta mediados de los 50, fecha en la que se decidió colocar la imagen del Corazón de Jesús en su lugar. Ya en los 60 se colocó el Cristo crucificado presidiendo el altar hasta nuestros días.
Las imágenes que vemos en la parte baja del altar son las de San Pedro Alcántara -izquierda- y San Francisco de Asís -derecha-. Magníficas tallas provenientes del antiguo convento de las Llagas de San Francisco.
Hoy, la de San Francisco de Asís se encuentra cedida por la parroquia en la Ermita del Amparo. Se restauró a finales del siglo pasado en el taller de Luis de la Peña, en Llerena.
A la izquierda de la Inmaculada está la maravillosa imagen de San Juan Bautista. Es la original traída de la antigua parroquia de su mismo nombre, ya inventariada en 1547. Hoy, continúa en el altar en el lado derecho del Cristo. A la derecha de la Inmaculada vemos la talla de Santo Domingo, que hoy está situada en una capilla lateral de la parroquia.
La fotografía está firmada en su lado posterior por la Presidenta del Rebaño de María, Doña Isabel Martínez de Santa María y Liaño (ver en la fotografía primera de este artículo). El Rebaño de María era el encargado de adornar el Altar Mayor para las celebraciones de la Inmaculada.


                                      Altar Mayor de la Parroquia, 10 de diciembre de 1914


      Dedicatoria firmada por Doña Isabel Martínez de Santa María, 10 de diciembre de 1914


ERMITA DEL CRISTO, 31 DE OCTUBRE DE 1924.



En esta fotografía, tomada el 31 de octubre de 1924, vemos al párroco Don Gumersindo Naharro Sánchez junto al niño Paco Solís. Detrás vemos la Ermita y el Paseo del Cristo. Al fondo el castillo. Preciosa instantánea. 

FIESTAS DEL CRISTO DE 1924.

Programa referido a los  SOLEMNES CULTOS QUE LA HERMANDAD DE
NUESTRO PADRE JESUS Y SANTISIMO SACRAMENTO DEDICA AL DIVINO NAZARENO, fechado el 1 de septiembre de 1.924. 

Las fiestas del Cristo ya se celebraban entonces con gran profusión de acontecimientos religiosos y festivos, como podemos leer en dicho programa.

Las fiestas se desarrollaban los días 13,14 y 15 de septiembre. Contaban con conciertos de la banda municipal, fuegos artificiales, cucañas, cinematógrafo al aire libre y música amenizada por una orquesta. El día 14 se celebraba la subasta de los regalos donados por los devotos a Nuestro Padre Jesús Nazareno. El paseo del Cristo lucía esos días iluminado y bellamente adornado.


                                        Programa de las Fiestas del Cristo de 1924


UNA TIENTA EN EL CORTIJO DE LA GIRALDA EN 1910.



Maravillosa escena en la puerta del cortijo de La Giralda, en 1910. En la misma, vemos bailando sevillanas al torero, fundador de la dinastía de los "Bienvenidas", Manuel Mejías -El Papá Negro-, padre de Antonio Bienvenida. En la fotografía, vemos en el centro, con sombrero y zahones, al hacendado don Juan Contreras Murillo, futuro Vizconde de Burguillos del Cerro, propietario de "La Giralda", acompañado de toda la cuadrilla de Bienvenida. Fijaos en los detalles: guitarrista, cantaor, palmeros, el personal de servicio en el balcón y los marqueses de Riocabado y Villamarta. Un precioso cuadro costumbrista de la época.


           Una tienta en el cortijo de La Giralda. Publicación en la prensa de la época, 1910




Maravillosa imagen de los invitados al cortijo de La Giralda, por Don Juan Contreras y Murillo, para asistir a la tienta de reses bravas. Cuadro de la alta sociedad extremeña de la época.   

La prensa de Madrid se hacía eco de los festejos en La Giralda:  




FOTOGRAFÍA DEL CASTILLO, 19 DE NOVIEMBRE DE 1897.

Estamos ante una de las fotografías más antiguas que se conservan del castillo burguillano. En la misma, podemos ver que el lienzo oeste ya se había derrumbado a fines del s. XIX.



                                             Castillo de Burguillos, 19 de noviembre de 1897

                                     Cara posterior de la fotografía del castillo con la fecha


VENTANA DE LA ANTIGUA IGLESIA DE SANTA MARÍA DE LA ENCINA. 

Fotografía absolutamente maravillosa realizada, en torno a 1915, por el alcalde de Burguillos, Don Juan Rodríguez del Puerto -al principio del artículo veíamos una fotografía de él-. Podemos admirar la ventana de la antigua iglesia de Santa María que da hacia el castillo. He hecho varias gestiones para averiguar quién es el personaje que aparece subido a la ventana y creo que ya puedo asegurar, sin temor a equivocarme, que se trata de Don Eusebio Fernández-Salguero y Liaño, cuñado de Don Juan y bisabuelo de mi mujer.

Don Juan Rodríguez del Puerto era un gran amante de la fotografía y disponía en su casa, de la calle La Nave, de su propio cuarto oscuro para revelar las fotografías. Esta la tomó y reveló él mismo. Se conserva aún hoy el negativo en cristal de la misma.    


                    Ventana de la antigua iglesia de Santa María de la Encina, aprox. 1915


CRUCERO DE LA CALLE SAN JUAN.

Fotografía de la calle San Juan, con el crucero en primer término y el castillo al fondo. Tomada en torno a 1920.
Es el más antiguo humilladero que tenemos en la población. Su instalación está datada en el siglo XV. Está situado en la salida de una de las calles más antiguas de la población, la calle San Juan, muy cerca de la antigua Parroquia de San Juan, a la que debe su nombre. La cruz es de hierro y está sobre una columna de mármol de forma cilíndrica. En la fotografía, la columna está blanqueada como era costumbre en la época.

                                                       Calle San Juan, aprox. 1920

DOS MARAVILLOSAS FOTOGRAFÍAS DEL GRAN FOTÓGRAFO DE BADAJOZ FERNANDO GARRORENA.

Dos joyas fotográficas originales de Burguillos del Cerro realizadas por el gran fotógrafo pacense Fernando Garrorena, en 1929, con motivo de la Exposición Iberoamericana de Sevilla.
En la primera, vemos la antigua iglesia templaria de Santa María de la Encina y al fondo el castillo. 
En la segunda vemos un detalle del castillo y, al fondo, la población de Burguillos. 


                       Santa María de la Encina y castillo. Fernando Garrorena, 1929


                                Castillo y al fondo Burguillos. Fernando Garrorena, 1929


FOTOGRAFÍAS PARA EL CATÁLOGO MONUMENTAL DE LA PROVINCIA DE BADAJOZ.

Estas tres fotografías fueron tomadas por Don José R. Mélida, hablábamos antes de él rememorando la visita que realizó a Burguillos en 1916, con motivo de la elaboración del Catálogo Monumental y Artístico de la provincia de Badajoz, publicado por el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, en 1926Fueron tomadas en una visita que realizó a la población en 1909. En ellas, podemos ver tres instantáneas diferentes del castillo. Las fotografías que publicamos corresponden al manuscrito del catálogo.   


                                                      www.biblioteca.cchs.csic.es


                                                        www.biblioteca.cchs.csic.es

                                             www.biblioteca.cchs.csic.es


CELEBRACIÓN DE UN BAUTIZO EN LA FINCA LA GIRALDA, 1930.


Terminamos el artículo con otra joya de fotografía tomada en 1930 en la finca La Giralda. Se realizó con motivo del bautizo de los mellizos Juan y Carmen Mulero Salguero. En ella, aparecen toda una generación de burguillanos nacidos en las últimas décadas del siglo XIX y primeras del XX. 
¡Qué mejor final!

Primera fila, de izquierda a derecha: José Álvarez Salguero; x (?); Vicente el carpintero; Alfredo Lozano; Felipe; x (?); Juan Mulero (padre de Carmen); Juan Lima; Francisco Moriche; el Tinte (el cochero); Prieto (manigero).

Segunda fila, de izquierda a derecha: El niño Antolín; x (?); Manolita Orellana (comadrona); Señorita Orellana (diputada socialista por Badajoz); Encarna Orellana (comadrona); Isabel Mulero; Luisa Llera Nisa; Guillermina Llera Nisa; ¿Palomino?.

Tercera fila, de izquierda a derecha: El niño Antonio Orellana (se fue a América con 19 años, fue guionista y productor de cine. Lanzó al estrellato a Rosa Morena y a Micaela); Cecilio .. Nisa; Eulalia (suegra de Santano); Isabel Timón; Ángeles Mulero; Gumersinda Salguero; Rosario Santos (madre de Ruperto y Maruja Díaz); Damiana Salguero; Carmen Zarallo Silva; x (?).

Cuatro niñas de abajo: niña (suegra de Antonio el carpintero); Rafaela; x (?); Carmen Merino (comadrona).


FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS LECTORES DE BURGUILLOS Y SU HISTORIA.

Me despido con esta bellísima estampa de Burguillos del Cerro cubierto de nieve. 
Os deseo a todos los amigos y lectores de "Burguillos y su historia" una Feliz Navidad.



Maravillosa fotografía de Burguillos nevado. Tomada a principios del siglo pasado por el alcalde, Don Juan Rodríguez del Puerto, desde el mirador de su casa en la calle La Nave. El mirador que vemos, en primer término, es el de la casa con la fachada de piedra de la misma calle.
A la derecha, vemos la iglesia de las monjas -Convento de la Concepción-, con su mirador y espadaña. Al fondo el castillo.  


CONCLUSIÓN.

Hoy la única conclusión es volver a ver las fotografías una a una, detenidamente, y saborearlas intensamente. Son joyas gráficas que pertenecen al Patrimonio Cultural de Burguillos del Cerro. Con este artículo las hemos rescatado del olvido. Recrearos con ellas.

Muchas gracias. 

Saludos cordiales.

Antonio Surribas Parra
Autor de Burguillos y su historia


Agradecimientos a:
Familia Gómez Rubiales y en especial a Fran Gómez.
Paco Zarallo Llera.
Manuel Díaz Zoido.
Manuel Lima Díaz.
Remedios García-Rubio.
Paulino Díaz Coello.
Alicia Canto de Gregorio.
Carmen Durán Fdez-Salguero.
Antonia Carretero Gómez.

-A todos, muchas gracias por la cesión de las fotografías y por la información que me habéis proporcionado de las mismas-.

A Antonio Surribas Fernández-Salguero por la corrección de este artículo. 

A José Manuel Rengifo Gallego por su ayuda en el texto de la fotografía del "Carro de varas". 

(Reservados los derechos de autor. Prohibida la reproducción sin permiso del autor).