jueves, 10 de noviembre de 2016

CENTENARIO DE UN NOMBRE: BURGUILLOS DEL CERRO CUMPLE UN SIGLO

Estimados amigos,

El 27 de junio de 1916 el rey Alfonso XIII aprobó un Real Decreto por el que Burguillos cambió su nombre por el de Burguillos del Cerro. Este año ha cumplido un siglo de vida la nueva denominación. En este artículo vamos a contar por qué en 1916 Burguillos pasó a llamarse Burguillos del Cerro. También daremos un paseo por los hechos y visitas más relevantes de ese año.
                                           

                                                Calle La Nave, a principios del siglo pasado

El Real Decreto aprobado por Alfonso XIII cambió la denominación, a propuesta de la Real Sociedad Geográfica de España, a 573 poblaciones de toda la nación. Esta entendía que era conveniente y de verdadera utilidad el cambio de denominación de las 573 poblaciones incluidas en su estudio, a fin de evitar la confusión que suponía el que existiesen numerosas poblaciones con el mismo nombre.
En el caso de Burguillos, existían tres poblaciones con este nombre en Badajoz, Toledo y Sevilla.

Gaceta de Madrid, 2 de julio de 1916

Dos de ellas cambiaron de nombre tras el Real Decreto: Burguillos (Badajoz) pasó a denominarse Burguillos del Cerro y Burguillos (Toledo) pasó a Burguillos de Toledo, permaneciendo la de Sevilla como Burguillos.

El estudio de la Real Sociedad Geográfica de España recomendaba "que el calificativo que se asigne no sea arbitrario, sino el que la tradición, el uso o los afectos de cada localidad vienen consagrando y teniendo también presentes los antecedentes históricos, circunstancias especiales del término, etc. y con especial predilección las palabras que expresen nombre de corriente de aguas, de la montaña, del territorio, de la particularidad geográfica...".

A la Real Sociedad Geográfica le pareció el aditamento más conveniente para Burguillos "del Cerro". La razón creo que ofrece pocas dudas: el cerro en el que se haya nuestro castillo sirvió de inspiración a los miembros de la sociedad geográfica.

Este cambio de denominación, impuesto por un Real Decreto firmado por el rey Alfonso XIII, no parece que causara especial alegría en la población. A esa conclusión llego tras la detenida lectura de las actas de sesiones del año 1916 del ayuntamiento burguillano. No es hasta el acta de sesión del 14 de octubre en la que aparece por primera vez el nuevo nombre de Burguillos del Cerro y aparece porque se aprueba en la misma la compra de un sello de caucho que diga: "Alcaldía Constitucional de Burguillos del Cerro".

No encontramos ni una sola palabra en ningún acta de sesiones del ayuntamiento en el año 1916 que debata, comente o mencione el cambio de denominación del municipio. Se siguen encabezando hasta el mes de noviembre las actas como sigue: "En Burguillos a...".  En el acta del 6 de noviembre aparece por primera vez el encabezamiento con el nuevo nombre: "En Burguillos del Cerro, a...".
El nuevo sello lo encontramos en el acta del 11 de noviembre.

                                Primer sello utilizado con el nuevo nombre: Burguillos del Cerro



En el resto de actas de noviembre y diciembre vuelve a desaparecer el nuevo nombre y los encabezamientos comienzan por: "En Burguillos a...".

Con el paso de los años la población se adaptó al nuevo nombre de Burguillos del Cerro, aprobado mediante un Real Decreto en 1916, por el rey Alfonso XIII.

BURGUILLOS EN 1916.

Como podemos leer en el Acta de Sesión del Ayuntamiento de 1 de enero de 1916, el año comenzaba con la constitución, tras la elección de concejales, del nuevo ayuntamiento.

El alcalde saliente, Don Juan Rodríguez del Puerto, presidió la primera parte de la sesión, en la que se constituyó el nuevo ayuntamiento.


                            Don Juan Rodríguez del Puerto, alcalde hasta el 1 de enero de 1916

En la segunda parte de la sesión se procedió a la elección, por parte de los trece concejales que integraban el pleno, del nuevo alcalde. Obtuvo mayoría absoluta, con siete votos Don Diego Salguero Jarillo. Con seis votos quedó en minoría Don Juan Contreras Murillo. Por tanto, se proclamó nuevo Alcalde Presidente a Don Diego Salguero Jarillo.

Al final de la sesión, Don Juan Contreras Murillo, junto con los cinco concejales que le habían votado, protesta la validez de la elección de alcalde y resto de cargos, basando las protestas en coacciones verificadas contra concejales que han tomado parte en dicha elección como procuran probar donde y cuando proceda. El ayuntamiento por mayoría de votos acordó desestimar la protesta por ser incompatible con la naturaleza de este acto.


                                     Acta de sesión extraordinaria del 1 de enero de 1916


Si continuamos con la lectura de las Actas de Sesión del Ayuntamiento de esos años, vemos que en la lista de los vecinos con mayor contribución directa al Ayuntamiento de 1915 figura en primer lugar Don Juan Contreras Murillo, con un importe de 3.766,89 pesetas. La contribución era pagada por las propiedades de su esposa, Doña Ascensión Martínez de Santa María y Liaño.

Las listas de los mayores contribuyentes eran públicas y se recogían cada año en las Actas de Sesiones del Ayuntamiento, como buen ejemplo de la transparencia fiscal que imperaba en la época.


     Lista de los mayores contribuyentes de 1915. Libro de Sesiones del Ayuntamiento de Burguillos


ALGUNOS HECHOS RELEVANTES OCURRIDOS EN BURGUILLOS EN 1916.

Visita del director del Museo Arqueológico Nacional.


En 1916, Don José Ramón Mélida, autor del "Catálogo monumental de la provincia de Badajoz", descubridor del Teatro romano de Mérida, director del Museo Arqueológico Nacional, considerado el padre de la arqueología española, visitó Burguillos para entrevistarse con Don Siro García de la Mata, propietario de la finca Matapollito, en cuyo poder estaba la mayoría de objetos allí encontrados en 1897.

Manuel Pérez Villamil, jefe de sección del museo, escribió en 1916 lo siguiente sobre la visita:

Conocía este interesante Informe (el de Matías R. Martínez) el actual director del Museo Arqueológico Nacional don José Ramón Mélida, y aprovechando sus excursiones arqueológicas por la provincia de Badajoz, hubo de ponerse en contacto con el poseedor de estos objetos don Siro García de la Mata, y llevado de su amor a la ciencia arqueológica y de su interés por acrecentar los tesoros que guarda nuestro Museo Arqueológico Nacional, manifestó a dicho señor la conveniencia de que hiciese donación de tales objetos al Estado a fin de añadirlos a su patrimonio monumental. El señor García de la Mata no vaciló en secundar tan patriótica iniciativa y con solicitud y celo que mucho le honran, después de reunir todos los que tenía dispersos en varios lugares, los ha donado al Museo Arqueológico Nacional.
       
Fueron donados por Don Siro García de la Mata: la cruz, treinta y seis baldosas de barro, una vasija y algunos objetos de hierro. Los objetos entraron en el Museo Arqueológico Nacional el 13 de mayo de 1916.


                           Cruz de la Basílica de la Santa Cruz. Museo Arqueológico Nacional
                                                     Foto: Antonio Surribas Parra


                   
                 Baldosas de la Basílica almacenadas en el Museo Arqueológico Nacional(1930-1950)
                                           Foto: Departamento de Antiüedades Medievales
                                CER.ES (http://ceres.mcu.es) Ministerio de Educación.España

                 
Visita de la Infanta Isabel a Burguillos del Cerro el 9 de julio de 1916.

El periódico El Correo de la Mañana, principal diario de Extremadura, recoge en su número publicado el 11 de julio de 1916 la visita de la Infanta Isabel -hermana de Alfonso XII y tía del rey Alfonso XIII- a Burguillos el domingo 9 de julio. Vino acompañada de su séquito, de las autoridades civiles, militares y religiosas, así como de la prensa.

La llegada a Burguillos de la comitiva en varios vehículos, procedente de Jerez de los Caballeros, se produjo por la tarde. La población la recibió con total entusiasmo. Transcribo parte de la crónica del periodista del Correo de la Mañana:

  Burguillos...
 Poco después entraba S. A. (Su Alteza) en Burguillos. Había un arco de follaje con el retrato de S. M. el Rey; las calles estaban alfombradas de juncias y los balcones adornados con guirnaldas y ricas colgaduras.
 La tarde, encendida, resbala mansamente y allá en lo alto del monte que cobija el pueblo, destácanse enhiestas las torres del castillo... El marqués de la Frontera presenta al alcalde D. Diego Salguero, al concejal Sr. Contreras y otros. S. A. visitó el santuario del Cristo, muy venerado en el pueblo.
Camino de la Giralda.-El recibimiento y la espléndida fiesta de D. Juan Contreras.
 Después de la despedida delirante del pueblo de Burguillos, el automóvil de la Infanta continuó la marcha.
 Poco después, en un viraje a la derecha, entrábamos en la explanada frente a la casona de D. Juan Contreras, donde una fuente con surtidos convidaba a la apacible frescura, dando una nota risueña en aquel ambiente de paz. Los balcones estaban adornados con colgaduras de flores.
 La distinguida familia del anfitrión hizo los honores con discreta amabilidad.
 Después de reposar un momento en uno de los salones S. A., los convidados y la comitiva presenciaron el encierro de los bravos novillos. Llegaban del campo acosados por los garrochistas y pasaron veloces por delante de nosotros.
 Después la Infanta, desde el palco de la plaza de toros vió torear varios novillos "Gallito de Zafra", que estuvo colosal, y por el joven alcalde de Almendral Sr. Carande , que quedó a gran altura y a quienes felicitó S. A. ...
 Después tomó el te la Infanta en la intimidad de la familia , y todos los invitados, pasaron al salón donde se les sirvió un espléndido festín. Los delicados manjares y exquisitos vinos, que llenaban la mesa, confortaron los ánimos, corrió abundante el champán, y con los vegueros humeantes, salimos otra vez a la explanada donde estaba su alteza para presenciar el espectáculo de acoso y derribo de reses en los campos que frente a la casa había, una de las fiestas más castiza y más interesantes.
 Debía estar la infanta muy a su gusto en aquel lugar de "La Giralda", donde las horas transcurrían sin sentir, y ya bien entrada la tarde, porque el camino de regreso era largo, abandonó su S. A. aquella señorial mansión, despidiéndose amablemente de los señores de Contreras y de los invitados a la fiesta...



                Correo de la Mañana, 11 de julio de 1916. Biblioteca Virtual. Prensa histórica.mcu.es


      Una tienta en el cortijo de La Giralda. Publicación en la prensa de la época, 1910
                                                           Archivo de Burguillos y su historia



      
CONCLUSIÓN.

Este año 2016 se ha cumplido un siglo del nuevo nombre de la villa: Burguillos del Cerro.

El rey Alfonso XIII, el 27 de junio de 1916, aprobó un decreto por el que el nombre de nuestra población, después de casi siete siglos, pasaba de Burguillos a Burguillos del Cerro.   

Con la publicación de este artículo he querido recordar esta efeméride que ha pasado desapercibida en nuestra población. Aunque, si he de decir la verdad, me sigue gustando más el nombre original con el que bautizaron los templarios a nuestra población: Burguillos.

Saludos cordiales.

Antonio Surribas Parra
Autor de Burguillos y su historia



Agradecimientos a:

A Antonio Surribas Fernández-Salguero por la corrección de este artículo. 

A la familia Gómez Rubiales por la cesión de la fotografía de la calle La Nave.

Paco Zarallo Llera por la cesión de la fotografía de Don Juan Rodríguez del Puerto.



(Reservados los derechos de autor. Prohibida la reproducción sin permiso del autor).







2 comentarios:

  1. Es evidente que el cambio de nombre se impuso desde Madrid y en ellos quedó a cuál de la tres poblaciones no se le dio apellido. Pero la cosa tiene su miga, porque hace unos años,hay quien consideró que la cruz visigótica del MAN había aparecido en Burguillos, pero la sevillana!
    Y lo de la visita de la Infanta debió de ser la noticia del siglo: sesenta años después, mi abuela y mis tíos seguían recordando su enstancia en la Giralda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Joaquin por tu interesante comentario. Saludos

      Eliminar